Los cuatro tipos distintos de cultura organizacional y sus ventajas


Cultura organizacional se define como las creencias, suposiciones, valores y formas de interacción subyacentes que contribuyen al entorno social y psicológico único de una organización.

Toda organización humana comienza con un propósito, que da forma a la estructura organizacional y mantiene a cada miembro alineado con sus metas y objetivos.

Si observa, cada organización pequeña / grande tiene una forma única de hacer las cosas. Ya sea una pequeña empresa familiar que opera en su ciudad natal o grandes corporaciones globales que abarcan culturas y zonas horarias. Todos tienen su propia identidad, creencias, suposiciones y una forma única de hacer las cosas.

Las creencias y suposiciones se desarrollan a partir de lo que percibimos de nuestro entorno y las experiencias que tenemos de nuestras acciones. E inculcamos estos conjuntos de ideologías en nuestro entorno de trabajo.

En una reunión de negocios o en una conversación general en el lugar de trabajo, a menudo escuchas declaraciones como «Así es como hacemos las cosas aquí» o «No practicamos este tipo de comportamiento».

Estas declaraciones explican más o menos la cultura organizacional distintiva y el modo de conducta de una organización.

Aquí, en este blog, discutiré los cuatro tipos distintos de cultura organizacional y sus ventajas.

Cultura del clan:

Una cultura de clan es un tipo de entorno empresarial familiar en el que se valoran las opiniones e ideas de todos. Las culturas de los clanes tienen una cultura amigable y colaborativa y, a menudo, se las compara con una familia numerosa. Este tipo de cultura enfatiza en el consenso de los empleados a la hora de tomar cualquier decisión empresarial. Ayudarse mutuamente durante la hora de trabajo, almorzar juntos, jugar por la noche y celebrar los felices recuerdos de los demás son los atributos de la cultura del clan.

Ventajas de la cultura del clan

  • La productividad y el crecimiento de la empresa es consistente en este tipo de cultura.

  • Hay una comunicación clara y transparente. Cada miembro se siente cómodo para expresar sus opiniones e ideas.

  • Los empleados son apreciados por su buen trabajo y también criticados de manera constructiva sin herir sus sentimientos.

Cultura de la adhocracia:

La cultura de la adhocracia es una cultura de toma de riesgos. Aquí los líderes organizacionales son innovadores y creativos en su enfoque. Son innovadores inspiradores que aceptan desafíos, asumen riesgos y están listos para romper los supuestos organizacionales. Los empleados tienen la oportunidad de hacer girar sus bolas varias veces cuando fallan.

Ventajas de la cultura de adhocracia

  • Un compromiso compartido con la innovación en todos los niveles de la organización.

  • Ventaja competitiva en el mercado.

  • Un entorno inclusivo que acoge todas las ideas.

Cultura de mercado:

La cultura del mercado se basa en resultados, está orientada al mercado y es extremadamente competitiva. Esta cultura prospera por los resultados y trabaja sin descanso para penetrar en el mercado y obtener la máxima participación. Este tipo de cultura es más común en corporaciones más grandes, donde los líderes son implacables, fuertes y tienen expectativas muy altas de sus equipos. A los empleados se les asignan metas difíciles y se les empuja a alcanzarlas a cualquier costo. El desempeño se supervisa de cerca, por lo que no es inusual que los empleados sean recompensados ​​y castigados. Hacer el trabajo es la prioridad número uno en este tipo de cultura empresarial.

Ventajas de la cultura de mercado

  • Los objetivos se cumplen o, si no lo son, se exploran nuevas formas de alcanzarlos.

  • Los empleados son constantemente empujados a hacer un esfuerzo adicional y son motivados e inspirados por sus líderes.

  • Siempre están listos para reaccionar ante cualquier cambio en el mercado para asegurarse de mantener la participación de mercado y mantenerse a la vanguardia.

Cultura de jerarquía:

La cultura de jerarquía es un entorno de trabajo estructurado y formalizado. Los líderes están orgullosos de su coordinación y organización basadas en la eficiencia. Mantener la organización funcionando sin problemas es lo más crucial aquí. Las reglas y políticas formales mantienen unida a la organización. Los objetivos a largo plazo son la estabilidad y los resultados y están directamente relacionados con una ejecución eficiente y fluida de las tareas.

Ventajas de la cultura jerárquica

  • Los empleados que trabajan para empresas jerárquicas se sienten más seguros; se les paga a tiempo y son seguros para permanecer en su función a largo plazo.

  • Los beneficios de la promoción conducen a una recompensa y un estatus avanzado exclusivo. Esto puede resultar un gran motivador para los empleados.

  • Los empleados ganan estatus a través del trabajo arduo y constante dentro de un rol establecido. Al enfocarse solo en su trabajo, es más probable que alcancen el estatus de expertos en ese campo.

Nota final:

Las culturas organizacionales están arraigadas en las creencias de la organización, pero eso no implica que las reglas no se puedan doblar. De hecho, es una sabia elección desarrollar una cultura flexible que se adapte al cambio en los procesos de negocio en el mundo. Además, en los lugares de trabajo modernos, retener a los empleados y mantenerlos comprometidos es una tarea enorme. La cultura empresarial es una de las principales razones por las que los empleados siguen insatisfechos con su trabajo. Por lo tanto, es muy importante construir una cultura que no solo ayude en los resultados de la organización, sino que también mantenga a todos felices y satisfechos en su trabajo.

       
Equipo Talent at Work

Deja un comentario

Anterior

Construyendo una cultura de reconocimiento entre pares en su lugar de trabajo

10 razones que destacan la importancia de la formación de equipos

Siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta la política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies