Reestructuración organizacional: significado, razones, tipos y más


Los cambios en el mundo empresarial son algunos de los momentos más difíciles que debe soportar una empresa. Es por ello que la adaptabilidad es uno de los atributos cruciales en el espacio corporativo actual. Para sobrevivir, debe poder cambiar de rumbo rápidamente cada vez que las cosas se rompen.

De estos muchos cambios que una empresa puede tener que soportar, uno de los más difíciles es la reestructuración organizativa. Se debe a que a menudo la reestructuración cambia una parte importante del negocio. Pueden ser productos, empleados, propiedad o incluso la misión y el modelo de negocio originales.

Entonces, ¬Ņqu√© es este gran cambio llamado reestructuraci√≥n organizacional? Analicemos primero entendiendo su definici√≥n.

¬ŅQu√© es la reestructuraci√≥n organizacional?

La reestructuración es el acto de cambiar el modelo de negocio de una organización para transformarlo para mejor. Estos cambios pueden ser legales, procesos operativos, propiedad, etc. La causa de tal cambio en la empresa puede ser externa o interna.

Un cambio tan enorme como tal puede tener varias implicaciones para la empresa. En la mayoría de los casos, puede resultar en una reducción o aumento de personal, cambios en los requisitos de personal, etc. Esto se debe a que una reestructuración puede tener lugar por muchas razones diferentes.

Puede ser cuando una empresa está luchando por sobrevivir a un golpe masivo o busca maximizar su negocio ya rentable. En función de las situaciones, la reestructuración es necesaria por numerosas razones. Algunas de las causas comunes son las siguientes.

Razones para la reestructuración organizacional

1. Entorno empresarial cambiante

El mundo empresarial es y siempre ser√° un entorno din√°mico. Nunca se asienta en un punto y sigue cambiando a medida que pasa el tiempo. En determinados momentos, algunas industrias pueden sufrir un duro golpe debido a factores externos.

Por ejemplo, durante el COVID-19, los sectores del turismo y la hostelería son dos de las industrias más afectadas. En momentos como este, no hay mucho que los jugadores puedan hacer en lugar de soportarlo.

Si bien los gigantes de la industria pueden tener los recursos para mantenerse a flote, es posible que no todos los negocios. En momentos como estos, una empresa puede cambiar de enfoque y pasar por un proceso de reestructuración para permanecer en el negocio.

Podcast relacionado: Reinventar la organización para la fase posterior al COVID-19

2. Nuevos métodos de funcionamiento

Con el paso del tiempo, siempre habrá la entrada de nuevos métodos en las operaciones. Estos pueden ser telecomunicaciones, sistemas de trabajo nuevos y mejorados, mejores políticas de empleados, aumento de la cultura del trabajo a distancia, avances tecnológicos, etc.

Para una empresa, es fundamental responder y adaptarse rápidamente a estos cambios. En algunos casos, estos cambios pueden requerir una reestructuración para una organización a gran escala. Estos pueden resultar en nuevas divisiones, administradores de informes, etc.

La creación de estos nuevos departamentos, administración y estilos de liderazgo puede requerir una reestructuración en ocasiones.

3. Compra

Una compra es cuando una parte adquiere los derechos de una participación mayoritaria en el negocio por una suma de dinero. En tal caso, se produce una reestructuración en los procedimientos comerciales.

Es porque el comprador puede querer cambiar el nombre de la empresa y empezar de nuevo. En estos casos, son necesarios cambios en la estructura legal y organizativa, lo que da lugar al proceso de reestructuración.

4. Una dirección diferente

¬ęEl cambio es la ley de la vida y aquellos que solo miran al pasado o al presente seguramente se perder√°n el futuro¬Ľ. – John F. Kennedy

A menudo, una diferencia de dirección puede ser la respuesta a un rendimiento empresarial deficiente. Al comprender esto, la mayoría de los emprendedores cambian su modelo de negocio con la esperanza de obtener una mejor rentabilidad.

Si bien algunos pueden cambiar sus productos / servicios, otros pueden elegir un espacio completamente diferente. Ambos cambios requieren un replanteamiento del negocio actual. En tal escenario, la necesidad de una reestructuración organizacional adecuada es imperativa.

Estas fueron algunas de las razones por las que se puede producir una reestructuraci√≥n organizativa. Seg√ļn estos escenarios, tambi√©n hay muchos tipos de reestructuraci√≥n que puede examinar para que se adapten mejor a sus necesidades.

Tipos de reestructuración organizacional

1. Fusiones y adquisiciones

Esta reestructuración se produce en caso de fusión o adquisición. Una fusión es una situación en la que dos empresas se combinan para hacer negocios. Una adquisición es cuando una empresa absorbe a otra comprando la totalidad de la participación en el negocio.

2. Reestructuración legal

Una reestructuración como tal tiene lugar cuando los cambios en una empresa se refieren a normas legales. Estos pueden ser cambios de propiedad, trámites comerciales legales, acuerdos, etc.

3. Finanzas

La reestructuración financiera surge cuando hay un cambio en la estructura de capital de la empresa. Estos pueden ser cambios en la estructuración de la deuda, capital, etc.

4. Reposicionamiento

Este cambio corresponde a una transición a un nuevo modelo de negocio. Un ejemplo de esto puede ser cuando una empresa de TI que vende productos de software pasa a ser un proveedor de servicios.

5. Reducción de costos

Se lleva a cabo una reestructuración de reducción de costos para reducir costos en la sección administrativa y operativa. Estos pueden ser procedimientos de automatización, reducción de personal, etc.

6. Retorno

Turnaround es la reestructuración de una gran parte de la empresa. Implica cambios en el lado operativo, administrativo, productos o servicios.

7. Desinversión

La desinversión es un procedimiento de reestructuración en el que una empresa vende una parte del negocio con un rendimiento inferior al del mercado.

8. Escisión

Es un proceso de reestructuración que utilizan los empleadores para lograr una mayor valoración de una parte de la empresa. Implica hacer que una unidad de negocio en particular sea una empresa en sí misma, conservando la propiedad.

Estos son ocho de los tipos de reestructuración organizativa que las empresas suelen utilizar. Después de decidirse por uno de estos, los empleadores deben tener en cuenta ciertas cosas durante el proceso.

Cómo administrar una fuerza laboral durante la reestructuración organizacional

1. Comprensión de su fuerza laboral actual

A veces, la reestructuración puede ser dura para la fuerza laboral. Los despidos repentinos nunca son fáciles y la negatividad también puede afectar la satisfacción laboral de los empleados restantes. Por lo tanto, debe tener cuidado en este aspecto para manejar bien a su fuerza laboral.

Antes de decidir qué empleados retener y cuáles despedir, primero debe tener las estrategias correctas. Una reestructuración puede significar la entrada de nuevas tareas y deberes para sus empleados. Por lo tanto, debe basar su decisión en los nuevos puestos de trabajo.

Ahora, es crucial comprender cu√°les de sus empleados pueden trabajar bien en nuevos roles. Significa comprender sus habilidades y personalidad para el trabajo. En este aspecto, puede recurrir a la prueba de personalidad de los empleados para examinar los rasgos de personalidad individuales.

Para comprender las habilidades, puede celebrar reuniones con los empleados y revisar sus evaluaciones de desempe√Īo. La idea aqu√≠ es ser extremadamente cauteloso antes de tomar cualquier decisi√≥n sobre la contrataci√≥n o el despido de la fuerza laboral.

Artículo relacionado: Comprensión de los millennials en la fuerza laboral

2. Estructura organizativa

Una estructura organizativa define los roles de trabajo, el alcance y las responsabilidades de los empleados. Es sumamente importante tener una estructura definitiva para tener una comprensión clara del trabajo de todos.

Debe tener esta estructura establecida antes del proceso de reestructuraci√≥n para tener una idea clara de qu√© empleados desea. Por ejemplo, supongamos que se est√° reestructurando para convertirse en una peque√Īa empresa especializada en materiales personalizados. Aqu√≠, necesita unos pocos trabajadores h√°biles en lugar de una gran fuerza laboral para la producci√≥n en masa.

En este sentido, la clave está en comprender cuál será la estructura organizativa posterior a la reestructuración y planificar en consecuencia.

3. Redise√Īo de los trabajos

Despu√©s de haber dise√Īado cuidadosamente el organigrama, debe redise√Īar los roles y responsabilidades seg√ļn la nueva estrategia. Tambi√©n puede comparar los nuevos puestos de trabajo con los antiguos para comprender las similitudes y diferencias entre ellos.

Una vez que comprenda esto, tendrá una mejor idea de cuál es el mejor ajuste de los empleados para el puesto de trabajo. En algunos casos, también pueden surgir nuevos puestos. Aquí, puede considerar la capacitación y el desarrollo de los empleados para mejorar la fuerza laboral en lugar de adquirir un nuevo personal de trabajo.

Pero, si cree que las circunstancias no permiten lo mismo, puede buscar nuevas contrataciones.

Artículo relacionado: Descripción del puesto: una guía definitiva para atraer a los millennials

4. Redistribución y reducción de personal

Una vez que haya tomado todas las decisiones anteriores, debe determinar qué empleados deben quedarse y cuáles no. Al tomar esta decisión, debe tener cuidado, ya que los despidos masivos despertarán emociones y alterarán el entorno.

Pero, lo más importante, debe tomar la decisión correcta para que la reestructuración sea un éxito. Sea firme y objetivo en su proceso de toma de decisiones y proceda en consecuencia.

5. Estrategias para el nuevo personal de trabajo

¬ęFormemos equipos proactivos de reestructuraci√≥n de sinergias¬Ľ. – Scott Adams

Finalmente, después de decidir la estructura organizacional, los roles laborales y la fuerza laboral, llega la parte de la comunicación efectiva en el lugar de trabajo. Un proceso de reestructuración es difícil, especialmente para los empleados.

Por lo tanto, debe hacer que el personal de trabajo actual comprenda algunos detalles cruciales. √Čstos son los motivos por los que est√°n contigo, lo que esperas de ellos y c√≥mo hacer las cosas bien. Puede realizar un seminario sobre la nueva direcci√≥n que est√° tomando su empresa y plantear claramente las nuevas estrategias.

Estos fueron algunos de los conceptos básicos que debe comprender al optar por el proceso de reestructuración organizacional.

Conclusión

‚ÄúLa reestructuraci√≥n de una organizaci√≥n es siempre un momento dif√≠cil y delicado‚ÄĚ. – Toto Wolff

Los cambios nunca son f√°ciles, pero siempre son cruciales para una empresa.

Estamos seguros despu√©s de comprender los puntos anteriores; A estas alturas ya sabr√≠a que la reestructuraci√≥n organizativa tampoco es diferente. Pero, aunque puede ser dif√≠cil, un redise√Īo puede ayudar a las empresas a sobrevivir, competir y prosperar en su dominio durante tiempos dif√≠ciles.

Es un hecho que todo empleador debe comprender para tener √©xito, tarde o temprano. Esperamos que se d√© cuenta antes y act√ļe de forma m√°s inteligente.

       
Equipo Talent at Work

Deja un comentario

Anterior

Despido del empleado: significado, tipos, causas, pasos, letra

8 pasos para manejar las quejas de los empleados en el lugar de trabajo

Siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando acepta la pol√≠tica de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies